NICOLA STURGEON: LA REINA DEL NORTE

js55596021

Es la dama de todos. O casi. Nicola Sturgeon se ha abanderado como la líder, no sólo de Escocia sino de los partidarios a quedarse en la Unión Europea. A pesar de no tener la mayoría absoluta, como sí la tuvo Alex Salmond en la pasada legislatura, a pesar de perder el referéndum de independencia en el 2014, a pesar de no tener presencia física en todo el Reino Unido, el Scottish National Party, con Sturgeon a la cabeza, se está convirtiendo en uno de los quebraderos de cabeza de Theresa May. El partido nacionalista escocés abandera no sólo la oposición al Brexit sino que también carga contra la subida del fascismo, el racismo y los actos contra el colectivo gay en Gran Bretaña. Todos cogidos de la mano. The Big Issue entrevistó a la Primera Ministra escocesa y se está planteando poner un pie en Inglaterra. Cruzar los Borders. Ha habido algunos reyes que lo probaron y fracasaron. Ella lo sabe, pero Sturgeon no tiene complejos y podría plantearse Londres como una sucursal. 

Después de barrer en las elecciones generales y llevarse 56 de los 59 diputados escoceses en Westminster y de ganar las elecciones al Parlamento de Holyrood, el Scottish National Party reina en el norte. Pero no se conforma. Hay que dar el salto. En concreto, saltar los Borders y tener presencia en Inglaterra. “Estoy tentada!” confiesa en una entrevista en el The Big Issue. No sería descabellado. En Westminster, el único partido que planta cara a los tories es el SNP. A falta de un Partido Laborista con cara y ojos que sepa lo que quiere ser de mayor y con un Jeremy Corbyn que parece no ser un líder estable. Los síntomas del enfermo partido laborista son tres. La perdida galopante de votos, precisamente en Escocia, donde tenía su bastión; también en el norte de Inglaterra donde ya no se ve a los laboristas como un partido de izquierdas y además, un silencio preocupante ante el Brexit. Algún dirigente laborista, de hecho, no lo ve del todo mal.

La única oposición en Westminster

Ante esta situación, la voz de la oposición se llama Scottish National Party. Aún resuena el speech de Mhairi Black en Westminster criticando la falta de oportunidades de los jóvenes. O la de la diputada Michelle Thomson contando la violación que sufrió a los 14 añosEl SNP es cada vez más fuerte, dentro y fuera de Escocia.

Después del referéndum de Independencia, algo cambió en los escoceses. También en el Partido Nacionalista Escocés, que pasó de 20 mil afiliados que tenía en el 2014 antes de la consulta por la independencia, a los 120 mil que tiene actualmente. Mil de ellos, en Inglaterra. Está más fuerte que nunca. Fue precisamente durante el referéndum que algunos ingleses en el norte hicieron una plataforma para que su región se uniese a una hipotética Escocia independiente. Y es que cada vez son más los que quieren huir de este Reino Unido.

Londres queda muy lejos

Y es que ser inglés no es incompatible con estar de acuerdo con los nacionalistas escoceses. Al fin y al cabo, luchan por el bienestar y los derechos de su gente. Difícil estar en contra. Su discurso es el de mucha gente. Gente de Inglaterra que quedó asombrada con Nicola Sturgeon en el 2015. En los debates de las elecciones generales la líder del SNP tuvo una actuación estelar y su discurso era aquel que querían oír pero nadie cuenta en Inglaterra, donde la socialdemocracia parece estar muriendo o haberlo hecho del todo. Twitter se inundó de ingleses que querían votar a Sturgeon.

El Partido Nacionalista Escocés, que pasó de 20 mil afiliados que tenía en el 2014 antes de la consulta por la independencia, a los 120 mil que tiene actualmente.

“Hay un montón de gente en Inglaterra que ha contactado conmigo que se siente desencantada y que no tienen a nadie que hable por ellos. Nuestro partido en Londres está en auge en este momento” dice satisfecha la líder nacionalista en su entrevista en el The Big Issue, donde el entrevistador califica a la dirigente escocesa como la “más respetable del Reino Unido”, destacando su poderío dialéctico enfrente políticos como David Cameron, Ed Miliband o Nigel Farage.

La Reina del Norte contra el UKIP

Algunos ingleses ven al SNP como el partido que lidera la clase obrera pero también la lucha contra el Brexit, la noticia del año. Junto con la llegada de Trump. De él también habla la líder escocesa, que asegura que hará tratos con el futuro presidente de los Estados Unidos ya que “no tendría sentido hacer lo contrario”. Y es que está claro que no era el candidato favorito de Sturgeon pero no tendrá más remedio que portarse bien con el magnate americano. De momento, sólo Nigel Farage se ha reunido con Trump, incluso antes que la propia Theresa May. De hecho, el líder del UKIP ha declarado que tendría que ser embajador en Washington. No lo va a ser. Lo que sí podría pasar en un futuro es que Escocia abra una embajada en Londres. De momento, no se descarta que si parte de los ingleses pudiesen votar el SNP, el partido nacionalista tenga una sucursal en Londres. Sturgeon sin complejos. Es la Reina del Norte.

Jordi Caixàs

Anuncios

2 comentarios en “NICOLA STURGEON: LA REINA DEL NORTE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s