SU PENE TENÍA UN PRECIO

bionic-willy-sex-implant-prosthetic-penis-women-mohammed-abad-737700

Poseer un miembro viril biónico cansa. Eso es lo que parece a juzgar por la única persona conocida que tiene uno, Mohammed Abad, de 44 años y es ciudadano de Edimburgo. Así lo afirma él mismo en diferentes periódicos. Ahora ha dicho basta. Todo, después de que se hiciese público que posee un pene artificial con un complicado sistema mecanizado, de 20 cm de largo, con erecciones de una hora como accesorio extra. No tiene tiempo. Ha tenido unas 50 peticiones de mujeres dispuestas a tener una experiencia “biónico-sexual” con el juguete que tiene entre piernas nuestro conciudadano. Te contamos la historia de nuestro vecino en Globaledinburgh.

Corría el año 78 cuando a un niño de 6 años, en Huddersfield, Yorkside, era atropellado por un coche. Este niño era Mohammed Abad y por culpa de este triste accidente perdió el pene y parte de sus testículos. A partir de aquí, empieza el mal sueño para Mohammed. A su corta edad, se vio obligado a pasar 18 meses en el hospital sufriendo unas 100 operaciones para reconstruir su pene. Lo consiguieron. Una especie de tubo de carne de unos 6 centímetros haría las funciones para expulsar la orina pero nunca tendría función sexual y mucho menos reproductiva.

Durante 30 años intentó hacer vida normal. Difícil. Abad era objeto de decenas de burlas en la escuela y fuera de ella. Humillaciones y bullying que le provocaron, tal y como ha contado él mismo en varios medios, un trauma infantil. Con un mal recuerdo de escuela, Mohammed intentó rehacer su vida. Nunca se rindió y luchó para encontrar un médico que le diese esperanzas, pero uno tras otro le dijeron que sería imposible hacerle un pene con funciones sexuales. Además, Abad es diabético, hecho que aún complicaba más las cosas. Aparentemente, la medicina no podía ayudarle. Pero en el 2013 cambiaron las cosas.

Su pene tenía un precio

“Embarrasing bodies” era un programa que emitía el Channel 4 inglés hasta 2015. Un día Mohammed decidió presentarse en este programa, donde la gente con problemas médicos o malformaciones en el cuerpo, se ofrecian a ver si algún médico les podía ayudar. Decidió probar suerte. Y varios especialistas en operaciones de pene, también. Lo intentarían juntos y con las cámaras de televisión delante. No habría privacidad pero a cambio ganaba esperanzas. Mientras tanto, Mohammed se había casado sin comentar sus problemas de pene a su futura mujer, así que Abad confiaba que, después de la sorpresa que se llevó la noche de bodas, su esposa sería paciente hasta que el programa consiguiese hacerle un arreglo en el miembro viril. El proceso fue largo. Tanto que su mujer le abandonó. La familia de ella, paquistaníes, se enteraron de la noticia, que fue un engaño y una humillación y obligaron a su hija a volver al Paquistán. Mohammed se quedaba sólo y sin su pene.

“Deben haber oído que tengo un pene biónico y lo quieren probar. Están todas intrigadas y creen que puedo hacer el amor horas y horas”

En el 2016 su suerte cambió. Fue en ese año cuando a nuestro protagonista le instalaron un pene biónico. Su nombre: Titan Touch Penile Prosthesis. Un mecanismo, diseñado por especialistas y doctores de la University College London, que funcionaria con unas válvulas y dos tubos que se llenarían de unos líquidos almacenados en la parte que conservaba de uno de sus testículos cada vez que Mohammed pulsase un botón en sus testículos. De esta forma, se conseguiría funcionalidad sexual. E incluso, podría llegar a tener hijos, aunque luego más tarde en una extracción de semen de lo que quedaba de su testículo los médicos confirmaron que era imposible. Aún así, su nuevo pene hacía unos 20 centímetros de largo y podía llegar a tener erecciones de una hora. Nada mal. Su precio, 70 mil libras.

No habrá otro George Best

Soltero, virgen y con un pene mecanizado. Todo el Reino Unido lo sabía, así que su vida empezó a ser pública y a salir en los medios de comunicación más amarillos del país. Abad, perdió su virginidad ocho meses después de su nuevo implante con una trabajadora del sexo, Charlotte Rose, que le cobró 160 libras la hora sabiendo de sus problemas con su pene y que era virgen y separado. Siendo una “celebridad” se dedicó a contar su experiencia en diferentes medios a modo de ayuda para las personas con problemas físicos. El rostro de nuestro vecino era ya conocido. Tanto, que le empezaron a llover peticiones para tener sexo con él. Hasta unas 50 mujeres se pusieron en contacto con este inglés de origen paquistaní y residente en Edimburgo, para tener sexo con él. Una experiencia sexual diferente.

moha

Cansado de cartas y peticiones vía email, Mohammed ha salido en público para decir basta. No tiene tiempo para ellas. “Tengo muchos mensajes de mujeres que querrían tener sexo conmigo” confesó en los medios británicos. “Deben haber oído que tengo un pene biónico y lo quieren probar. Están todas intrigadas y creen que puedo hacer el amor horas y horas” dijo Abad el pasado Diciembre. Pero no tiene tiempo. Trabaja 14 horas en su trabajo y al llegar a casa no tiene ni tiempo ni ganas para nada. De hecho, ha confesado que la única vez que ha apretado el botón para probar su nuevo pene fue cuando perdió la virginidad.

Mohammed busca amor. Más que sexo. Después de su matrimonio fallido, de someterse a un total de 121 operaciones de pene y perder finalmente la virginidad; el edimburgués, vecino de Corstorphine, espera que sus padres arreglen otra boda. Se siente más “confiado” y le da igual si es guapa o fea, alta o delgada. Lo importante, dice, es la personalidad y no su físico. “Ahora espero con ganas la noche de bodas” pero advierte que tiene confianza y ganas pero “que no esperen que sea el George Best del sexo”. Y es que de George Best sólo hay uno.

Jordi Caixàs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s