ESCOCIA PODRÍA SER COMO GROENLANDIA

IMG_4104.JPG

El Reino Unido se va de la Unión Europea. Es la noticia del año o del siglo. Entre ellos se verán afectados, no solamente los británicos que trabajan y viven por todos los países de la Unión, sino también todo aquel que vive en el Reino Unido. En el caso de Escocia, los resultados reflejaron una clara intención de quedarse en la unión de estados de Europa, contrariamente a la opinión mayoritaria de los ingleses. Un 62% de los escoceses votaron Remain. Nicola Sturgeon ya ha empezado a moverse. Toca hacer diplomacia. La Unión Europea es pragmática y siempre se adapta a las circunstancias y no hay nada escrito sobre el tema. Los que antes se negaban a reunirse con Sturgeon para no ofender a Londres hoy reciben la Primera Ministra para escucharla. Así que la actitud será la de no vamos a hacernos daño. Vamos a arreglarlo. Vamos a hacer política. Sturgeon se reúne hoy por la mañana con Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo y también con Jean Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea esta tarde. Tendrán que explorar opciones para que Escocia se mantenga en la Unión Europea. Y las opciones son varias, entre ellas, Escocia puede ser Groenlandia.

Sigue leyendo

Anuncios

INGLATERRA ARRASTRA A ESCOCIA FUERA DE LA UE

13532760_10153989290842013_2931325642480943385_n.jpg

El Brexit lo cambia todo. Lo que parecía una quimera, que un estado se marchase de la Unión Europea, ya es una realidad. El Reino Unido se va. Si es que alguna vez estuvo. Lo han decidido ellos y no todos los ciudadanos de la unión de estados. Así debe ser y así se tiene que respetar. El 51,9% de los británicos confirmó lo que pocos medios internacionales creían pero lo que muchos en las islas británicas sospechaban. El Brexit triunfó, tanto a nivel de idea como a nivel de palabra. Ahora tocará discutir condiciones, contratos y acuerdos. Habrá más política del miedo, por supuesto. Pero más allá de un futuro incierto en el continente, el problema también se plantea dentro de las islas británicas. Se muere una idea de una Europa unida, pero también la del Reino Unido. El mapa es claro, Inglaterra y Gales están en contra de la UE, Escocia e Irlanda del Norte, a favor. ¿Qué va a significar este adiós para los escoceses?

Sigue leyendo

ESCOCIA. UN AÑO DESPUÉS DEL NO

El debate continua. De hecho, está más vivo que nunca. Habrá un segundo referéndum si el Scottish National Party gana las elecciones al Parlamento de Holyrood por mayoría absoluta en Mayo del 2016. Y si Londres, lo vuelve a aprobar. Hoy hace un año, los escoceses estaban llamados a las urnas para decidir si Escocia desunía 300 años de Reino Unido. El 55% escogió la opción de No, mientras que el 45% votó por la opción de la independencia. Por tanto, las cosas se quedaron como estaban. O no. 365 días después, los escoceses se mueven más que nunca, hablan más de política que nunca, leen más que nunca y algunos tienen más ganas de volver a votar el futuro de su nación, más que nunca. Hoy en día, una mayoría de la población tiene claro que en los próximos 10 años, Escocia será un estado independiente. La pregunta es: ¿cuándo?

Sigue leyendo

Dos horas en Meadow Walk

foto 1

“Indeciso? Aquí tiene como podemos cambiar Escocia” este es el mensaje que dicen los folletos que reparten por Meadow Walk. Hoy territorio del Yes gracias a un acto del National Collective, artistas por la independencia. Justo aquí, ayer, empezaba el desfile de la Orden de Orange, los unionistas. Último fin de semana para convencer a los indecisos. Cada vez hay menos. 

En la parte de arriba de la calle hay concierto, grupos de música con letras comprometidas. El público aplaude mientras el grupo musical toca una canción de Franz Ferdinand, banda de Glasgow que ya se ha “mojado” a favor de la independencia y que actúa esta noche en el Usher Hall con más bandas partidarias de romper la Unión. Al lado de la zona musical una parada de “English-Scots for Yes” la asociación de ingleses que viven en Escocia y que son partidarios de la independencia. La gente se acerca. Habla. Pregunta. Lo mismo hace al lado de la parada del Yes Scotland. 

Un remolino de gente se va amontonando en medio de la calle. Discusión a la vista. Un señor de unos sesenta y tantos partidario del No, discutiendo con varios del Yes. Como en los viejos tiempos. Ahora habla uno. Ahora el otro. La gente escucha. Hay tensión pero muy lejos de la de otras latitudes. El debate gira en torno a la economía, es uno contra todos. Un valiente del NO, en medio de una marea del Yes, el debate al final se calienta, pero no se quema.

foto (1)

Detrás del señor del No, una tienda del Better Together donde al lado en el suelo, los independentistas han hecho arte. De hecho, era el National Collective quien organizaba el evento. Artistas. En el suelo se puede ver el rostro de Margaret Thatcher hecho con tiza, Better To Get Her, dice haciendo un juego de palabras con la campaña unionista llamada Better Together. 

La calle se cruza en cinco minutos. Hoy en 30. Demasiadas conversaciones para no pararte a escuchar. Demasiada política. Al final de la calle unos cuantos artistas reconocidos dando su apoyo a la independencia, el más conocido aquí es el actor Brian Cox, actor escocés que ha estado ya en varios actos por la independencia. foto 5

Entre las conversaciones hay las últimas encuestas publicadas hoy mismo, otros hablan de los mismos temas de conflicto de siempre y los de más allá de “NO aéreo” donde miles de personas contrarias a la independencia se han juntado en la otra parte de la ciudad formando la palabra NO que ha sido fotografiada des de el aire.

A las seis de la tarde ya no se oye a los músicos, la parada de los ingleses ya no está y se terminaron las discusiones entre unos y otros. Todo se ha calmado en el último fin de semana antes del referéndum del Jueves. Todo se ha calmado, hasta mañana. 

.

La cultura del Sí y el No

La semana pasada un grupo de artistas, liderado por Paul McCartney, publicaban una carta pidiendo a los escoceses que se quedaran en el Reino Unido. El grupo de intelectuales se llama Le’ts Stay Toghether. La carta, no sólo está firmada por el ex Beatle sino por más intelectuales unionistas, a parte, puede ser firmada por todo aquel que esté de acuerdo con el manifiesto. 

A esta unión de artistas por la Unión le ha salido su otra cara de la moneda. Ayer salía publicada una carta firmada por 1300 artistas a favor de la independencia. Gente del mundo de la escritura, la música, arquitectura, poesía o comedia que están a favor de la ruptura con el Reino Unido. La carta, la ha escrito The National Collective, un grupo de artistas que ya llevan tiempo haciendo campaña para la independencia, ahora sólo han mostrado más músculo, más apoyo. “Esta es la culminación de más de dos años de campaña del National Collective y de otros movimientos culturales alrededor del Sí” ha destacado un portavoz en la página web. 

“Creemos que la cultura escocesa florecerá de todas las maneras, pero con la independencia se dará al pueblo de Escocia la oportunidad de construir un país mejor, tanto social como políticamente”. dice este colectivo en la carta. “Sabemos que habrá incertidumbres pero lo asumimos” advierte el manifiesto, huyendo de triunfalismos. La carta está colgada en la página web del grupo artístico para que más gente se sume al manifiesto con su firma virtual. 

Al otro lado del debate también hay figuras culturales de gran renombre. Paul McCartney, como hemos dicho, pero también David Bowie o JK Rowling han manifestado su apoyo a campaña del Better Together, tanto a nivel individual como a través de la carta Let’s Stay Together. 

El “Sí” por delante en las encuestas por primera vez

Referendum on Scottish independenceMañana de café y periódico para muchos en Edimburgo. Fuera, en Bruntsfield Place, muchas ventanas con la palabra YES, y alguna con el NO. Dentro, caras de sorpresa, seriedad o sonrisas. Todas las portadas confirmaban el rumor que se desataba a media tarde en las redes, la última encuesta de la empresa YouGov que publica hoy el Sunday Times y el The Sun, ponen el independentismo por delante del unionismo. 51 por ciento de intención de voto para el Yes Scotland, 49 para el Better Together, sin contar los indecisos. Si se contaran los que aún no saben qué votarán el 18 de este mes los número serian de un 47% para el si a la independencia, un 47 por ciento para el No y un 7 por ciento de indecisos. Apretado, muy apretado. 

La encuesta de hoy no es una encuesta cualquiera, es la primera desde que empezó el proceso donde la opción de separarse está por delante de la de mantenerse en el Reino Unido y refleja que, Alex Salmond y los suyos, han conseguido 4 puntos más en sólo una semana. 

Optimismo en las filas del Yes, prudencia en las del No. “esto demuestra que el Yes está en su gran momento gracias al voto laborista y al de las mujeres pero tenemos que seguir trabajando si queremos ganar” decía prudente Nicola Sturgeon, vicepresidenta de Escocia y miembro de la plataforma independentista Yes Scotland. Por su parte, Alistair Darling, laborista y cabeza visible de la plataforma unionista Better Together, twiteó ayer por la noche “Estas encuestas pueden y deben servir como llamada a quien pensaba que el resultado del referéndum estaba predeterminado”. Mientras, Blair McDougall, director de campaña alertaba: “A unos días para el referéndum no podemos dar ningún voto por garantizado. La gente que vea los riesgos de separar nuestra moneda, las pensiones o nuestra seguridad social tiene que decir: No gracias!”. 

Se confirmaba hoy lo que los rumores decían a media tarde en las redes sociales. Rupert Murdoch, propietario de News Corporation, escribió ayer tres twits alertando que la encuesta de hoy agitaría la política británica. Así ha sido. Cuando Twitter suena, agua lleva. A falta de tan sólo 11 días para decidir si Escocia se queda o se va del Reino Unido, las encuestas se han girado y sacuden el país como anunciaba ayer Murdoch. Optimismo y preocupación a partes iguales. 

Mañana puede ser el día del señor…Salmond

El magnate australiano, Rupert Murdoch, acaba de encender las redes sociales con sólo tres twits. El propietario de The Times y The Sun tiene información privilegiada y ha dejado entrever que mañana habrá noticia. “El London Times va a sorprender Gran Bretaña con la próxima encuesta sobre la independencia de Escocia. Si el 18 (de septiembre) es así, todo está en juego” decía el magnate a media tarde. Encendía la mecha, empezaban los rumores. 800 retwits del mensaje. 

Una hora después Murdoch volvía a hacer un twit, esta vez para criticar los políticos británicos. “Una independencia de Escocia significaría un moratón en el ojo del establishment, especialmente para Cameron y Miliband” apuntaba el australiano. Acto seguido el tercer twit de Murdoch donde afirmaba una victoria del Yes sería una derrota de la vieja política “La encuesta escocesa refleja la desilusión mundial con los políticos y las viejas estructuras dando una oportunidad a la extrema izquierda” apuntaba en su tercer twit Murdoch.

Obviamente, después de estos tres mensajes del magnate propietario de dos de los periódicos más importantes del Reino Unido, se han disparado toda clase de rumores, pero la interpretación era fácil, mañana la encuesta va a mostrar que el Yes está por delante del No, al parecer 51-49. O a lo mejor, que poco le queda, a falta de 12 días para el referéndum. Pero en todo caso, dirá que el independentismo está ganando terreno al unionismo. De momento, hablar por hablar. Rumores, twits y especulaciones. Habrá que esperar a mañana, domingo, el día del señor. Puede que sea el día del señor…Salmond. Paciencia.

 

Banksy entra en campaña

La campaña escocesa también se juega en la red. Estos días las redes sociales están más movidas que nunca a falta de pocos días para el referéndum. Todos quieren vencer y convencer, en la nube. Uno de los personajes que ha salido a la palestra en esta campaña ha sido Banksy, aunque sin quererlo. Fotos de sus graffitis han ido circulando por Twitter y Facebook, teniendo una fuerte repercusión. En ellas, se podía apreciar las obras del famoso, y anónimo, artista inglés adulteradas por los partidarios de la independencia.

Uno de sus dibujos más famosos, el de la niña asustada por una rata, aparecía un poco distinto del original. El animal, en esta ocasión sostenía una bandera de Escocia en la mano, mientras la niña, asustada, tenía una bolsa con la Union Jack. Esta imagen ha sido retwitteada 400 veces. Otra obra del graffitero inglés que ha sido manipulada, es la de un sin techo que sostiene un cartel que en la versión independentista dice: “Quedaros la Libra. Queremos cambio. Una pareja a punto de besarse mirando sus teléfonos con el Yes de fondo de pantalla o un partidario del No aplastado por una apisonadora, son algunas de las obras que han ido apareciendo estos días en Twitter o Facebook. 

Diferentes manipulaciones corrieron como la pólvora y mientras los partidarios de la independencia se congratulaban que un artista como Banksy se hubiera unido a su “causa”. Otros en cambio, se dedicaban a desmentir que fueran originales y desenmascaraban la verdad junto con la etiqueta unionista #nothanks.

Hasta el momento el artista anónimo inglés no ha comentado nada al respecto, ni sobre su posición política respecto al referéndum de Escocia ni sobre esta manipulación de sus obras de estos días en las redes

El Sí recorta distancias

foto

 

A poco más de 16 días para la celebración del referéndum la opción independentista recorta distancias. Según una encuesta publicada hoy en el diario The Times y en el The Sunel Yes tendría una intención de voto del 47 por ciento, mientras que la opción del No estaría en un 53. Por tanto, SÓLO 6 puntos separan la opción independentista de la unionista. Esta encuesta, hecha por YouGovmuestra un recorte de la opción independentista de 4 puntos respecto a al última que hizo esta última empresa a mediados del mes de Agosto. Son cifras que sorprenden más si tenemos en cuenta la primera encuesta que se hizo a principios de mes, donde la intención de voto hacia el No era del 60 por ciento y la del Sí, estaban en un 39. Este estudio se realizó a 1063 residentes en Escocia de los días 28 de Agosto al día 1 de Septiembre. 

Una de las razones de esta subida de la opción independentista la tendría el último cara a cara televisado entre Salmond y Darling, y sobretodo, la decisión de dos colectivos: el de las mujeres y el de los votantes laboristas. A principios de Agosto, las mujeres mostraban en un 33 por ciento su intención de votar a favor de la independencia, en esta última encuesta, este colectivo ya llega al 42%. Por su parte, el votante Laborista a principios de Agosto manifestaba sus simpatías por el independentismo en un 18 por ciento, hoy en día es de un 30. 

La campaña del Yes Scotland no ha podido esconder su satisfacción después de la publicación de esta última encuesta. Blair Jenkins, su portavoz, ha dicho que este estudio demuestra que el independentismo gana fuerza y que está llegando a cifras donde nunca había llegado. “Cada vez hay más gente que se da cuenta que un voto para el Sí para que la riqueza que tiene este país funcione mejor para la gente que vive y trabaja aquí” ha destacado. 

Por su parte, el director de campaña del Better Together, Blair McDougall, hace un llamamiento a la minoría silenciosa “ya sea el día de la votación, llamando puertas, haciendo llamadas a los amigos o los familiares, la mayoría silenciosa tiene que poner de su parte y sentirse confiada en poder expresar su opinión” reclamaba McDougall. Esta semana la campaña unionista ha contado con un pequeño empujón de personajes del mundo de la cultura y la música. Artistas como Mick Jagger o Paul McCartney han firmado un manifiesto para que los escoceses se decanten el día 18 de septiembre para la opción del No. 

 

La fría Escocia se calienta

article-0-0021E99F00000258-78_468x372Cuando quedan sólo 18 días para el referéndum escocés, el debate está más tenso que nunca. Tanto uno como otro bando siempre habían hecho gala de el típico fair play británico, esta vez, en el campo político. Conforme van apareciendo encuestas nuevas que confirman que la intención de voto está cada vez más igualada, las dos campañas apuran sus últimas fuerzas y esto provoca nervios a flor de piel.

El diputado Laborista, Jim Murphy, ha confirmado hoy mismo que seguirá haciendo su campaña por el No por Escocia, llamada “100 days streets in 100 days tour” donde el político unionista sube a una caja a exponer sus razones para votar No en el 18 de Septiembre. Murphy se vio obligado a suspenderla debido a los ataques e intimidaciones de los partidarios del Yes Scotland, los independentistas, que incluso le lanzaron huevos.

Mientras el diputado afirmó que estas intimidaciones habían llegado demasiado lejos y que todo estaba organizado por el Yes Scotland, Alex Salmond, primer ministro escocés, no tardó en condenar los actos “condeno cualquier huevo tirado y cualquier acto de intimidación de cualquier lado” pero quiso defenderse y recordar que él también ha sido intimidado “y no por eso acuso a Jim Murphy de ser el instigador” e invitó a los independentistas a “seguir mirando tiendas y comprando si se encuentran a Murphy en alguna de sus calles”.

Otro caso de violencia relacionada con el proceso pasó el sábado pasado en los aledaños del estadio del Hearts, Tynecastle, donde tres personas resultaron heridas. A pesar de que hay miembros de los “Jambos” que son independentistas, el Hearts siempre ha tenido más carácter protestante, y por tanto unionista, a diferencia del Hibernian, el equipo de los inmigrantes irlandeses, por tanto de tradición católica y más partidarios de la independencia de Escocia. Salvando las distancias, y con muchos matices, como el Rangers y el Celtic; donde los seguidores del primero son unionistas, mientras que del segundo serían más partidarios de la independencia.

Desde que empezó la temporada, la campaña del Yes Scotland ha tenido presencia antes de cada partido en los alrededores del campo del Hearts y del Hibernian, los dos equipos de fútbol de Edimburgo. Este fin de semana, unas veinte personas se acercaron a la parada de los independentistas con banderas unionistas (Union Jack) y cantando el Rule Britannia, y según testigos, cinco de ellos golpearon a algunos miembros de la plataforma independentista, así como todo aquel que quiso grabar los hechos. George Faulkes, antiguo presidente del Hearts, y político laborista partidario del No, después de los hechos afirmó que no había ninguna prueba que la agresión fuese orquestada por miembros de la campaña del No.

Tanto en un caso como en el otro la policía ha tenido que intervenir y está investigando los hechos. A falta de 18 meses, lo que era un proceso envidiable para todo el mundo, una lección de democracia para muchos, corre el peligro de ensuciarse un poco por culpa de unos energúmenos. Se calienta la campaña escocesa. Hechos aislados, sí, pero que la sangre no llegue al río de aquí al día 18. Ni tampoco el día después.